domingo, 15 de abril de 2018

Actividades de la III Semana de la Igualdad


No están todas las actividades, y algunas han tenido que posponerse a causa de la lluvia, pero esperamos poder dar cuenta de ellas en este blog en cuanto se realicen.

¡¡Gracias a todxs por un gran trabajo en equipo!!

domingo, 8 de abril de 2018

Comenzamos la III Semana de Igualdad #ViveLaDiferencia


Vídeo realizado por Carmen Rodríguez y Cristina Ramírez, con alumnado de 1ºESO a 1º BACH del curso 2017/18, y basado en el texto escrito por Lucía Serrato Roldán, de 2º ESO.


domingo, 18 de marzo de 2018

III Semana de Igualdad



La mirada de Procusto

En la mitología griega, Procusto era un posadero que tenía su negocio en las colinas de Ática donde ofrecía posada al viajero solitario. Allí lo invitaba a tumbarse en una cama de hierro donde, mientras el viajero dormía, lo amordazaba y ataba a las cuatro esquinas del lecho. Si la víctima era alta y su cuerpo era más largo que la cama, procedía a serrar las partes del cuerpo que sobresalían: los pies y las manos o la cabeza. Si, por el contrario, era de menor longitud que la cama, lo descoyuntaba a martillazos hasta estirarlo.
Esta referencia ha servido en psicología para nombrar una patología conocida  como síndrome de Procusto y que consiste en una enfermiza obsesión contra aquellas personas que destacan en uno u otro sentido, contra las excepciones que rompen la uniformidad. En política esta actitud la representaron  a la perfección el nazismo, el fascismo y el comunismo: uniformes, censura, adoctrinamiento y eliminación de la diferencia – artística, sexual, intelectual, étnica…- fueron a la vez los instrumentos y las consecuencias de esta actitud.
Hoy día Procusto se esconde en las redes amparado en el anonimato para insultar a quienes discrepan – como bien saben las feministas -,  en la uniformización del ocio, en la estandarización de los gustos y modas, en el acoso escolar al /a la diferente, en la reivindicación de la identidad  -nacional, étnica, sexual - como una realidad inmutable, en el ascenso de las ideologías xenófobas en toda Europa, en el esfuerzo por usar la palabra refugiado para esconder que son personas, que son nosotros/as.
El IES Fuente Alta quiere librarse de la mirada de Procusto, porque  es en la mezcla,  en el conocimiento de lo diferente, en la convivencia con aquellos/as que  nos sorprenden, en el enfrentamiento con las posturas que ponen en cuestión nuestras ideas,  en la palabra compartida, en la mirada abierta al otro, donde crecemos, donde aprendemos, donde la palabra humanidad cobra sentido. Sed bienvenidos todas y todos a nuestra semana.